A continuación transcribo la excelente crónica del concierto del 2 de abril en Madrid realizada por mi colega Phil del blog Rockinandblogin. Esperamos las fotos de la reunión en España de los usuarios mr kaplan, teneme_el_nene y bonforever del AC/DC Foro Argentina:

“Juro que me conocía los conciertos de AC/DC de memoria. Los típicos atrezzos de los cañones, la campana, cuando Angus le pasa el mástil de su guitarra entre las piernas a Brian, el striptease de Angus o el derroche físico que regala el guitarrista noche tras noche. Pero consiguieron maravillarme y transportarme a un lugar donde el ROCK´N´ROLL se ecribe así, con mayúsculas.

Himno tras himno los australianos se apoderan de tu cuerpo que no resiste la cantidad de sensaciones que le van llegando al presenciar un espectáculo que bien podría perpertuarse todo nuestra miserable vida y no estaríamos hartos de presenciarlo. Llegar al nivel de calidad que nos proponen los hermanos Young se me antoja imposible para la bandas que intentan abrirse camino ahora. Tan sólo viejos lobos como Kiss o Rolling Stones pueden tutearles sin complejos.

Dejémonos de prelminares y adentrémonos directamente en ese momento en que le mundo dejó de girar a mi alrededor para centrarse en la banda de Rock por excelencia: AC/DC !!!

Trás los buenos intentos de agradar pero con un sonido horrible, The Answer se despiden con Under The Sky, la canción que mejor sonó acústicamente, con mi promesa que si se acercan a tocar cerca de casa contarán con mi presencia. Su primer disco Rise tiene la culpa de esta promesa, ya me entendeis. Mención aparte la obsesión de un niñato contratado por la sala para que me sentara en mi butaca. A la cuarta vez de que me amenazára de que si no me sentaba tendría que echarme le solté en la cara que a mi ya no me podía echar nadie y que donde coño se creía que estábamos, ¿en los toros? De risa fue ver la cara de limon del chaval cuando empezaron los AC/DC, la avalancha de gente hacia la barandilla pasando de sus asientos.

Puntuales como un colegial en su primer día de clase, las luces se apagan y dejan paso a esa intro en forma de cartoon que ya nos sabemos de memoria por haberla visto cientos de veces en Youtube, pero consigue ya ponerme a botar sin sentido. Aparece la locomotora en el escenario y a su vez el hombre que ha creado esos riffs que me han estado obsesionando desde que era un chaval, con pinta de que la cosa no va con él. Esa forma de andar vestido de colegial contrasta con el demonio en el que se convierte a medida que va pasando el concierto. Si tienes frescas la recientes fotos que se va publicando de Angus con fans por la calle y luego le ves tocando Let There Be Rock, la transformación es clara. Tan clara que parece que tiene otro rostro, más hinchado y perverso, como Dr Jeckyll y Mr Hyde.

Trás Rock´n´Roll Train y Hell Ain´t A Bad Place To Be, esta última para situarnos de donde nos encontramos, viene el primer gran himno de la noche, Back In Black que me descoloca un poco ya que hubiera preferido escucharlo hacia la parte final del show. Pero no estamos para peticiones y menos para quejas viendo lo que todavía nos espera. Las grandes canciones se van mezclando con las nuevas canciones como Black Ice que no parece levantar el ánimo al público que claramente ha venido a oir los grandes himnos.

Después que Angus se despoja de su ropa en The Jack aparece la campana y los primeros acordes de Hell Bells, otra enorme canción y ver a Brian colgarse de la campana un escalofrío recorre mi espalda. Dios! he visto esta escena miles de veces pero siempre consigue atraparme. I´m a Rollin Thunder A Pouring Rain I´m Comin´On Like An Hurricane !!! mi garganta va a estallar y la de los demás tambien visto que es imposible oir la voz de Brian que está cubierta por miles de voces cantando a dúo con él.

War Machine, You Shook Me All Night Long y por fin Whole Lotta Rosie con esa muñeca hinchable enorme que se conserva estupendamente a pesar de los años que lleva de escenario en escenario. No sé como lo hacen pero consiguen que esté a lomos de la locomotora (que sigue allí, amigos!!) y moviéndose al ritmo que Phil Rudd (él tambien sigue allí, tenías razón Juanger) imprime a la canción.

Con Let There Be Rock y Angus jugando con nosotros para despues elevarse al olimpo gracias a una plataforma que hay al final de la pasarela, llega el descanso. Cuando todavía estoy intentando recapitular lo que he visto, reaparecen con Higway To Hell y el recinto se viene abajo con los coros y saltos de los presentes. Termina el himo y aparecen los dichosos cañones que han estado visitándome en sueños durante las dos últimas noches. Me agarro bien a la valla e intendo que la canción me traspase… y lo consigue. Entro en un estado de trance que cuando termina el tema no consigo reaccionar y inconscientemente llamo a mi hijo para poder contarle lo que acabo de ver. Frases inconexas salen de mi boca, imposible describir lo que acabo de presenciar. Mejor digerirlo y memorizarlo para toda la vida.

Ante todo, pedir disculpas por la tardanza de esta crónica pero es que me quede por Madrid conociendo a lectores del Blog, Mmarin y Alberto ha sido un honor conoceros, y haciendo un poco de turismo con la moto. También quiero disculparme por haber olvidado la cámara de fotos y no poder publicar ninguna mía. Los nervios del momento, espero que me entendais.

Conclusión: posiblemente el mejor concierto que he visto en mi vida, aunque algunos que pudieron verles en Las Ventas hace 8 años, No Bull, me han dicho que fue infinitamente mejor concierto que este, y ya sólo tengo una obsesión en la cabeza… Conseguir entradas para el Calderon !!!!!!”

One Comment

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.